Minientrada

a la sombra del goce

el que se masturba solo piensa en calmar un deseo físico que ronda como una sed en una boca sin límites

mientras el acto “ominoso” se lleva a cabo, uno cierra los ojos y siente que los músculos convergen en un centro imposible de ser palpado

en la garganta

una ronda de crines y pasos

las manos

oscuros peces muertos

el olor dulce

y silencioso de una ho

ja sobre un lecho negro

                                                (descanso)

un cigarrillo inhala tibiamente el residuo de un aroma forjado a solas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s