la madrugada del ocho de octubre…

Después de escuchar en vivo a Okkervil River, antecedido por Black Joe Lewis and The Honeybears, mi ser sobresaltado solo atinó a verter estos sencillos versos. Es curioso, pero muchas veces, emociones furibundas suelen despertar agitaciones internas sumamente sosegadas.

cuando se frota
una
contra la otra
piedra
no se hace el fuego
el golpe
o el dolor
apenas un surco
una gruta mínima
donde queda diseminado
el estertor de un recuerdo

Anuncios

Un comentario en “la madrugada del ocho de octubre…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s