Cuarentena

Últimamente tengo la mente en blanco, no sé si sea a causa del terrible invierno que ya ha empezado a roer el poco calor que entibia mi cuerpo o de una repentina abulia por mi particular existencia. Cuando esto sucede, suelo abrir el caótico archivo de mis poemas (la mayoría de ellos en su versión manuscrita) y ver si entre todos los que, por alguna u otra razón, confiné a una ominosa cuarentena- bajo el rótulo de "incompletos" o "impublicables"- hay todavía alguno que pueda rescatar del fluir natural del olvido. Este es uno de ellos, que terminé de escribir el 22 de octubre de 2006:

Nuestro amor fue como el de las esferas

Suspensos en el aire

A millones de años luz

Cada uno en su cóncava esquina

Espera el tiempo y su implacable hacha roja

Como un oído gigantesco

Vampiro del grito de la muerte

Sucumbiendo

Deshaciéndose

Con montículos de sangre clara a lo lejos

Anuncios

2 comentarios en “Cuarentena

  1. Suele pasar que a veces entre nuestros empolvados desvanes suelen emerger y resucitar y con una fragor casi impropio, los mejores cadáveres como este que publicas. Muy bueno. Nos estamos checando.
    Saludos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s