Cuarentena

Últimamente tengo la mente en blanco, no sé si sea a causa del terrible invierno que ya ha empezado a roer el poco calor que entibia mi cuerpo o de una repentina abulia por mi particular existencia. Cuando esto sucede, suelo abrir el caótico archivo de mis poemas (la mayoría de ellos en su versión manuscrita) y ver si entre todos los que, por alguna u otra razón, confiné a una ominosa cuarentena- bajo el rótulo de "incompletos" o "impublicables"- hay todavía alguno que pueda rescatar del fluir natural del olvido. Este es uno de ellos, que terminé de escribir el 22 de octubre de 2006:

Nuestro amor fue como el de las esferas

Suspensos en el aire

A millones de años luz

Cada uno en su cóncava esquina

Espera el tiempo y su implacable hacha roja

Como un oído gigantesco

Vampiro del grito de la muerte

Sucumbiendo

Deshaciéndose

Con montículos de sangre clara a lo lejos

2 comentarios en “Cuarentena

  1. Suele pasar que a veces entre nuestros empolvados desvanes suelen emerger y resucitar y con una fragor casi impropio, los mejores cadáveres como este que publicas. Muy bueno. Nos estamos checando.
    Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s